Primera encuesta mundial sobre violencia y acoso en el trabajo

Resumen de los resultados

La encuesta OIT-Lloyd’s Register Foundation-Gallup (Lloyd’s Register Foundation World Risk Poll 2021 [Data set) constituye un primer intento por ofrecer una visión mundial general de las experiencias personales de violencia y acoso en el trabajo.

GestyFor, el espacio para fomentar el intercambio de conocimientos. Echa un vistazo aquí, es posible que te interese nuestra oferta formativa

Los resultados nos dan una primera visión de la magnitud y la frecuencia de la violencia y el acoso en el trabajo, y también información sobre las principales modalidades de violencia y acoso (es decir, física, psicológica y sexual) y sobre los principales obstáculos que impiden a la gente hablar de ello.

  • La violencia y el acoso en el trabajo es un fenómeno generalizado en todo el mundo, y más de una de cada cinco personas en empleo (743 millones, o sea, el 22,8 por ciento) ha sufrido al menos una modalidad de violencia y acoso en el trabajo durante su vida Entre las personas que han sufrido de violencia y acoso en el trabajo, alrededor de un tercio (el 31,8 por ciento) dijo haberlos experimentado en más de una modalidad, y el 6,3 por ciento ha afrontado durante su vida laboral las tres modalidades:
    • Casi una de cada diez personas (277 millones, o sea, el 8,5 por ciento) que tienen un empleo ha sufrido violencia y acoso físico en el trabajo durante su vida laboral. Los hombres tendían más que las mujeres a declarar haber sufrido violencia y acoso físicos.
    • La violencia y acoso psicológico en el trabajo fue la modalidad más común de violencia y acoso denunciada tanto por hombres como por mujeres, y casi una de cada cinco personas en empleo (583 millones, o sea, el 17,9 por ciento) la sufrieron durante su vida laboral.
    • Una de cada quince personas en empleo (205 millones, o sea, el 6,3 por ciento) ha sufrido violencia y acoso sexual en el trabajo durante su vida laboral. Las mujeres están especialmente expuestas a violencia y acoso sexuales en el trabajo. Los datos relativos a este tipo de violencia y acoso ponen de manifiesto que aquí se da, con mucho, la mayor diferencia de género (8,2 por ciento de las mujeres frente al 5,0 por ciento de los hombres) entre las tres modalidades de violencia y acoso.

 

  • La violencia y el acoso en el trabajo es también un fenómeno recurrente y persistente. Más de tres de cada cinco víctimas de violencia y acoso en el trabajo afirman que haberlo sufrido varias veces y, para la mayoría, el incidente más reciente sucedió en los últimos cinco años.

 

  • El riesgo de sufrir violencia y acoso en el trabajo se acentúa particularmente en determinados grupos demográficos. Los jóvenes, los migrantes, las asalariadas y los asalariados (a diferencia de los autónomos.) tendían más a afrontar situaciones de violencia y acoso en el trabajo, lo que es particularmente cierto en el caso de las mujeres. Por ejemplo, los resultados de la encuesta muestran que las probabilidades de que mujeres jóvenes hubieran sufrido violencia y acoso sexual son el doble que en el caso de hombres jóvenes, y que las probabilidades de denuncia de violencia y acoso sexuales son casi el doble entre mujeres migrantes que entre las no migrantes.

 

  • Las personas que en algún momento de su vida han sufrido discriminación por motivos de género, estado de discapacidad, nacionalidad/etnia, color de la piel y/o religión tendían más a haber experimentado violencia y acoso en el trabajo que aquellas que no afrontaron esa discriminación. Las personas cuya discriminación era por motivo de género se han visto particularmente afectadas: casi cinco de cada diez personas que en su vida han sido víctimas de discriminación por motivo de género también han sufrido violencia y acoso en el trabajo, frente a dos de cada diez en el caso de quienes no han padecido ese tipo de discriminación.

 

  • Hablar de experiencias personales de violencia y acoso es Sólo algo más de la mitad (el 54,4 por ciento) de las víctimas han hablado de su experiencia con alguien, y a menudo sólo después de haber sufrido más de una modalidad de violencia y acoso. La gente también tiende más a contarlo a amigos o familiares que a valerse de otros medios informales o formales.

 

  • Hay múltiples factores y obstáculos que pueden impedir que la gente dé a conocer casos de violencia y acoso en el Entre los encuestados, la “pérdida de tiempo” y el “temor por su reputación” fueron los obstáculos que más se mencionaron para no hablar con nadie de sus experiencias de violencia y acoso en el trabajo.

 

Fuente: OIT. Organización Internacional del Trabajo

Como trajabad@r o jef@ o empresari@, si estas interesad@ en la sensibilización en el acoso laboral, no te pierdas el webinar que GestyFor ha organizado